Skip to main content

LA RESERVA FORESTAL FORTUNA

Dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, la Reserva Forestal
Fortuna es una de las nueve áreas bajo esta categoría y comprende
unas 19,500 ha, ubicadas en la porción panameña de la Cordillera de
Talamanca (ANAM, 2006). Sobre las características de la RFF, Díaz
(1996) señala que comprende altitudes que van desde los 1,000 a los
2,238 msnm en el Cerro Chorcha, el punto más alto. Añade este autor
que en Fortuna ocurre una discontinuidad altitudinal que ha sido
señalada como el límite entre la Cordillera de Talamanca y la Serranía
de Tabasará. Este aislamiento en cuanto a la altura entre ambos
sistemas montañosos sugiere que puede influir sobre la distribución de
algunas especies. Por ejemplo, los colibríes estrella centelleante
(Selasphorus scintilla) se encuentran al Oeste del área de Fortuna,
mientras que la estrella garganta ardiente (Selasphorus ardens) se
encuentra al Este de la reserva, una a cada lado del bajón altitudinal
antes mencionado.
De acuerdo a Díaz (1996) el área se encuentra en la zona de
convergencia intertropical y esta bajo los efectos de los vientos alisios
del Caribe, que cargados de humedad depositan el agua en forma de
lluvias, alcanzando anualmente hasta los 8000 mm de precipitación,
para luego disminuir drásticamente hasta los 4000 mm a medida que se
aleja de la división continental. El área permanece nublada casi todo
el año, con excepción de los meses menos lluviosos, cuando soplan
140 Araúz, J.
vientos fuertes. La temperatura media anual oscila entre los 16 y 20 ºC,
pero en las madrugadas puede llegar a los 10 ºC y a 27 ºC después del
medio día.
En la RFF se han identificado tres zonas de vida, de las cuales el
Bosque Pluvial Premontano es la mejor representada, seguida del
Bosque Pluvial Montano Bajo y una pequeña porción de Bosque muy
Húmedo Premontano (Díaz, 1996). Sobre este tema hay diferentes
opiniones y algunos autores señalan una o dos zonas de vida,
posiblemente destacando las que abarcan la mayor parte de la reserva
(e.g. CBM, 2003; Mendieta, 2005a). En la actualidad, la reserva esta
cubierta principalmente por bosques, pero existen también ecosistemas
acuáticos, herbazales, cultivos y pastizales, que en términos generales
son menos abundantes (CBM, 2003).
La riqueza biológica de la RFF ha sido tema de varios trabajos que
tratan sobre diferentes grupos de organismos (e.g. Díaz, 1996;
Adames, 1997; Tejera, 2001; Angehr, 2003; CBM, 2003; Mendieta,
2005a, 2005b, 2006; Garcés, 2007). Las plantas vasculares de la RFF
se estiman en unas 1,546 especies, que corresponden al 16% de éste
grupo de organismos conocidos para Panamá (Mendieta, 2006). De
los helechos y aliados se han reconocido unas 217 especies, que
constituyen el 23% de las especies conocidas para el país (Mendieta,
2006). Los musgos también están bien representados en la reserva por
unas 225 especies, de unas 500 especies conocidas para Panamá
(Salazar Allen, 2001). De la zona se conocen unas 201 especies de
orquídeas, que comprenden cerca del 20% de las especies del país
(Mendieta, 2006).
A pesar de su modesta extensión, la riqueza de especies de fauna de en la
RFF también es alta. Tan sólo los vertebrados están representados por un
número significativo de especies, entre los cuales sobresalen unas 66
especies de anfibios, 41 de reptiles, 325 aves y 128 especies de mamíferos
(Tejera, 2001; CBM, 2003; Garcés, 2007). Cabe señalar que entre éstos
animales, muchas especies son consideradas amenazadas y otras son
endémicas nacionales y regionales (Young et al., 1999; CBM, 2003;
Angehr, 2003). 

Comments

Find us